El mundo está rodeado de maravillas naturales, siendo las Cataratas del Niágara una de esas atracciones que cada año reciben a millones de turistas, curiosos por descubrir la gran cantidad de agua que cae desde una altura, relativamente, corta.

Luego de estar encerrado todo un año en casa, ahora que hay flexibilización con los viajes, seguro buscarás un buen sitio para poder conectarte con la naturaleza y que además, no te resulte tan costoso. Las Cataratas del Niágara son el destino que necesitas, así que no te detengas en leer y descubre las mejores alternativas para ir a esta maravilla perteneciente a dos naciones.

¿Dónde están las Cataratas del Niágara?

Las llamadas cascadas más caudalosas del mundo, con un flujo de 2,5 millones de litros de agua por minuto, se encuentran en el Río Niágara. Este conecta el territorio estadounidense y canadiense en sus 56 km de longitud. Sí, es un río corto, pero este hace de frontera entre Estados Unidos y Canadá al ser un intermedio entre los largos Erie y Ontario.

En las Cataratas del Niágara se encuentran 2 cascadas: American Falls y Horseshow Falls. Estas cascadas están separadas por la isla Goat Island, que se ubica en el lado estadounidense.

Cómo ir de Nueva York a las Cataratas del Niágara barato

Este destino natural son el principal espectáculo de Canadá y del noreste estadounidense, y lo mejor es que se puede llegar por diferentes medios desde Nueva York.

En bus

Ir desde Nueva York hasta Niagara Falls en bus tiene un costo de 16 hasta 19 dólares si te vas con la línea Megabus. Greyhound es otra de las líneas disponibles para llegar directo a las Cataratas del Niágara, aunque el costo es más elevado: de 19.40 a 28.40 dólares, dependiendo del tipo de boleto que adquieras. Un dato: adquiere los boletos por internet y así los pagarás más baratos.

ir de Nueva York a las Cataratas del Niágara

En autobús podrás llegar a Niagara Falls en dos horas y medias.

En vehículo propio

La mejor opción para los aventureros y que aprecian cada minuto en el coche, viajando y apreciando las maravillas que se pueden ver en la carretera. Las Cataratas del Niágara, pese a estar en la Ciudad de Nueva York, está a 9 horas de la metrópolis.

Una vez que llegues a Niagara Falls, podrás estacionar tu coche en uno de los espacios gratuitos o de pago.

Viajar en coche hasta las caudalosas cataratas te resultará una experiencia memorable, ya que podrás admirar todo el paisaje que alberga desde el bullicio del centro de NY City, hasta la biodiversidad de Niagara Falls.

En avión

Viajar en avión es la alternativa más rápida para llegar a Cataratas del Niágara desde Nueva York. En la ciudad de Buffalo se encuentra el Aeropuerto Internacional del Niágara y si tomas un avión desde este, llegarás en solo minutos.

En tren

Sin duda, la mejor opción para llegar rápido a las Cataratas del Niágara desde Nueva York y aun así, disfrutar de los hermosos paisajes que hay en el trayecto. Este tren se toma en la Penn Station y sale a las 7:15 A.M., por cierto, es el número 63 y llega a eso de las 4:33 P.M. al pueblo de Ontario, el lado canadiense de las Cataratas.

El costo del boleto es de 88 USD.

¿Necesito pasaporte para ir a las Cataratas del Niágara?

Esta es una de las dudas más recurrentes y depende del lado al que quieras entrar. Si quieres permanecer en el lado estadounidense, será suficiente con tener tu pasaporte vigente. Ahora, si quieres ver las cataratas desde la orilla canadiense, deberás llenar un formulario de permiso para viajar dentro de Canadá, denominado Electronic Travel Authorization (eTA).

Dependiendo de tu nacionalidad, necesitarás contar con el visado.

Hospedarse en las Cataratas del Niágara

Entrar a las Cataratas del Niágara es gratis, pero al ser un sitio turístico que recibe una gran cantidad de turistas embelesados por la presión del agua, en esta pequeña ciudad llamada Niagara Falls, hay diversos hoteles para hospedarte y disfrutar de las cascadas todos los días que quieras.

Los precios no son tan accesibles, sobre todo desde mayo a octubre, temporada del turismo en esta zona. La parte canadiense, denominada Clifton Hill, cuenta con varios hoteles de lujo que permiten una hermosa vista a las cataratas.

Hospedarse en las Cataratas del Niágara

En el lado estadounidense, hay una pequeña ciudad llamada Niagara Falls que dispone de hostales familiares con precios más asequibles. Una vez aquí, puedes acudir al hotel Hilton Niagara Falls, que está a solo 3 km de las cascadas. ¿Te imaginas despertar y escuchar la caída de 2,5 millones de litros de agua por minuto?

¿Qué hacer en las Cataratas del Niágara?

Las cascadas son la principal atracción, pero en este recinto turístico hay otros sitios que podrás disfrutar en familia, pareja, amigos o solo. Table Rock es uno de los complejos que no te puedes perder, ya que aquí está la famosa atracción Niagara’s Fury, una experiencia cinematográfica que te hará sentir dentro de las cataratas.

También hay una zona comercial donde hay diversos restaurantes, tiendas de ropa y souvenirs, incluso, hay atracciones mecánicas para despejarse y divertirse.

Trasladarse en Niagara Falls

La mejor manera de recorrer todo el pueblo es en una bicicleta, pues además de apostar al transporte ecológico, podrás admirar cada paisaje de la zona. Te recomendamos ir hasta el pueblo Niagara on the Lake, donde se encuentra el lago del pueblo.

Cataratas del Niágara congeladas

Cada año, durante la temporada de invierno, parte de las Cataratas del Niágara detienen su flujo y se congelan. Hablamos sobre una parte de estas, porque el resto del agua sigue cayendo con la misma presión. Solo en 1848 estas se congelaron por completo, pero desde la creación de la planta generadora, obra de la Autoridad de Energía de Nueva York, en 1930, las cataratas solo son congeladas en una parte de sus 56 km de longitud.

Cataratas del Niágara congeladas

Si quieres disfrutar de este espectáculo escenario, puedes ir durante la temporada de invierno.