Chattanooga. A unos 215 km de Nashville, la capital de Tennessee, se encuentra una ciudad célebre por sus paisajes naturales, sus formaciones rocosas que se amplían cada día y sus famosas estaciones de trenes de antaño, inmortalizadas en el tema Chattanooga Choo Choo del recordado rey del Swing, Glenn Miller. Chattanooga es una ciudad que no se puede ver en solo un día –y tampoco querrás irte una vez llegues-.

Chattanooga es la sede del Condado de Hamilton y la cuarta más poblada del estado. Es popular por ser una ciudad limpia, tranquila y sostenible, ya que hay políticas respetuosas con el medio ambiente, lo que garantiza una mejor calidad de vida y productividad en la ciudad.

Si estás a punto de arribar a una aventura turística en Estados Unidos, Chattanooga será un punto clave para que conozcas las maravillas naturales que albergan en cada rincón del país norteamericano. Descubre aquí más de su historia y las atracciones más populares.

Historia de Chattanooga

Historia de Chattanooga

Chattanooga conserva el nombre dado por los pueblos nativos americanos que habitaron la región. Este se traduce como roca y proviene del muskogi cvto.

La popularidad de la ciudad se debe al tema Chattanooga Choo Choo, compuesto en 1941 por el Rey del Swing, Glenn Miller. Esta hace referencia a la actividad comercial de las estaciones de trenes en la ciudad y a la primera estación en el país, además que los ciudadanos son unos apasionados de la ferroviaria, y no es para menos, pues Chattanooga fue la ciudad en recibir el primer tranvía, en 1909.

Al ser la primera ciudad en contar con vías ferroviarias, donde transitaban hasta unos 68 trenes al día, personas de otros estados, desde políticos hasta celebridades, se dirigían hacia el sureste de Tennessee para disfrutar de esta experiencia.

Su primera estación de trenes, Chattanooga Choo Choo, operó durante 61 y actualmente es un hotel, donde las habitaciones de lujos están construidas en vagones reales.

Qué ver en Chattanooga

Hace mucho que Chattanooga paralizó la actividad ferroviaria, pero aun así hay muchísimas atracciones que son puntos clave para conocer a fondo la historia y sociedad de la ciudad.

En Chattanooga destacan los horizontes rocosos y cuevas, las cuales parecen ampliarse cada vez más con el tiempo. Estas formaciones geológicas tienen millones de años y los turistas pueden disfrutar de estas en varios recorridos.

Sin más, veamos qué ver en Chattanooga y así llevarse hermosos recuerdos de ese viaje.

El río Chattanooga

¿Ir a Chattanooga y no ver el río? Imposible. No se puede omitir la visita al protagonista de la ciudad, y de ser así, te perderías de una hermosa vista. Además, puedes elegir cómo ver el río: alquilar un yate, un bote de fiesta (si vas con muchos amigos animados a pedalear), una lancha rápida, un kayak o rafting.

La fauna marina en el Tennessee Aquarium

Chattanooga es popular por sus atracciones educativas, como el Tennessee Aquarium. Se trata de un acuario de agua dulce, y el más grande del mundo, ya que conecta directamente con el río Chattanooga.

Aquí encontrarás diversas especies marinas y exposiciones recreativas, como la recreación de los diversos ríos del mundo.

La fauna silvestre y vegetación en el Chattanooga Zoo

Chattanooga cuenta con un zoológico que permite a los visitantes interactuar con los animales silvestres, por supuesto, bajo comportamientos respetuosos y amigables con cada especie. El zoo de Chattanooga es una atracción definitiva si vas con niños.

Los animales no están cautivos detrás de un cristal, sino que exploran el parque con libertad para así hacer la experiencia de socialización mucho más real. Actualmente, residen más de 300 animales y más de 200 especies.

Es una atracción económica, ya que la entrada tiene un valor de 10$ para los adultos y 7$ para los niños, siendo así uno de los zoológicos más baratos en el país.

Chattanooga Choo Choo

Chattanooga Choo Choo

Antiguamente, la estación de trenes más importante del estado y el país. Hoy, un hotel miembro de Historic Hotels of America por su significado histórico. El Chattanooga Choo Choo es un excelente lugar para hospedarse en una habitación construida en un vagón real, además que así podrás conocer los trenes que operaron por primera vez en la ciudad, hace más de 100 años.

Las cascadas Ruby Falls

Chattanooga

Las Cataratas de Rubí se encuentran dentro del Lookout Mountain, un importante mirador de Chattanooga. Son las cataratas más populares de la ciudad y que garantizan una experiencia fascinante para todo turista, no solo por la velocidad a la que caen esos 300 galones de agua natural, sino por la belleza de sus formaciones rocosas.

Son las cataratas subterráneas más altas del país, con una altura de 145 pies. Puedes entrar en compañía de un guía turístico.

El Cementerio Nacional de Chattanooga

Si para ti es importante conocer a fondo la historia de cada región que visitas, en Chattanooga debes visitar el cementerio nacional, fundado en 1863.

Ocupa 120 acres y aquí albergan los cuerpos de soldados caídos durante las batallas de la Guerra Civil.

Las rosas del Reflection Riding Arboretum

Las rosas del Reflection Riding Arboretum

Al recorrer la ciudad, podrás percatar que está rodeada de mucha vegetación, pero si quieres ir a punto dedicado al estudio botánico, debes anotar en tu lista al centro natural de Chattanooga, Reflection Riding Arboretum.

Este alberga millones de especies de plantas, desde árboles y arbustos, hasta campos floridos. El RRA destaca por la belleza de los rosales. Aquí también podrás recorrer el paseo marítimo, ver un jardín de mariposas y pasear en canoa.

Los trenes en el Tennessee Valley Railroad Museum

Los trenes en el Tennessee Valley Railroad Museum

El Tennessee Valley Railroad Museum es el centro para todos los interesados en saber más sobre la historia ferroviaria de Chattanooga. Es un museo construido hace más de 50 años que conserva gran parte de los trenes usados en el siglo XX. Incluso, hay una línea de trenes para que los visitantes den un paseo educativo.

¿Qué hacer en Chattanooga gratis?

El turismo y vida en Chattanooga es accesible, pero también puedes disfrutar de tu viaje sin tener que gastar tanto, en especial cuando no tienes el dinero suficiente como para derrochar.

Aquí te recomendamos algunas actividades para hacer gratis en Chattanooga:

Un recorrido por la ciudad

Recorrer cualquier ciudad es gratis, y no te estarás perdiendo de nada. Un paseo por Chattanooga es enriquecedor y relajante, ya que la ciudad se conforma de estructuras urbanas, vegetación, puentes y muchos parques para niños. Además, es de las ciudades más limpias del estado.

Además, la mejor manera de descubrir todo lo que Chattanooga ofrece para sus turistas y ciudadanos, es recorriendo la ciudad. Con cada paso descubrirás algo nuevo.

O, si prefieres, un recorrido paranormal

¿Te gustan las experiencias paranormales? Chattanooga te tiene una opción. Puedes hacer un recorrido fantasmal con Chattanooga Ghost Tours, posicionado en el listado de los 10 mejores recorridos de fantasmas en Estados Unidos.

Chattanooga Ghost Tours

En este podrás ver e incluso hablar con fantasma y espíritus, y este se hace durante la noche en el centro de la ciudad, para hacer de esta experiencia algo más realista y atemorizante.

Degustar el mejor whisky del país

Si bien no es una actividad netamente gratuita, sí pagarás poco por degustar el mejor whisky del estado –y del país-. Aquí encontrarás la destilería registrada más longeva de América, Jack Daniels, en la que hacen el whisky artesanalmente.

Caminar por el Audubon Acres

De la ciudad pasamos a un recorrido natural, y así de versátil es Chattanooga. El recorrido Audubon Acres cuenta con más de 5 millas de rutas senderistas, es decir, un camino muy fácil de recorrer, así que podrás ir con toda la familia.

Recorrer el Distrito del Arte

Chattanooga también es una ciudad llena de artistas locales, así que puedes darte una vuelta por el Distrito del Arte (Art District). A este podrás llegar desde el centro de la ciudad y así impresionarte con todas las obras de arte locales que se concentran en las calles del distrito.

También podrás dar una pausa al recorrido y comer en los restaurantes y cafeterías temáticas distribuidas a lo largo del distrito. Sin duda, debes reservar todo un día para estar aquí.

Caminar por el Tennessee Riverpark

Ya sabes que el río es la representación de Chattanooga y que puedes verlo desde distintos medios de transporte. Pero, si no quieres alquilar un bote y prefieres divisar el río por una caminata, puedes ir al Tennessee Riverpark. Así podrás caminar justo al lado del río y disfrutar de su belleza.

Podrás recorrer hasta 10 millas de costa, donde hay muelles desde donde podrás pescar o ver los botes que entran y salen hacia el río. También cuenta con hermosas piezas de arte.

Relajarte en la montaña Raccoon

montaña Raccoon

Si quieres salir del centro de la ciudad, pero a adentrarte en una gran aventura, anota en tu lista la montaña Raccoon. Se trata de unas cavernas de montaña que tienen más de cinco millas de cuevas mapeadas, las cuales se siguen expandiendo. Es una atracción que siempre sorprenderá, ya que los visitantes descubrirán más y más pasillos de formaciones geológicas.

Explorar tu creatividad en el Creative Discovery Museum

El Creative Discovery Museum es el sitio que sacará a tu niño interior, y si no exploraste tu creatividad durante la escuela, aquí lo podrás hacer. Si bien el museo está dirigido para niños, está abierto para todo el que quiera aprender y desarrollar sus capacidades artísticas.

Creative Discovery Museum

Aquí encontrarás cientos de actividades artísticas, y de todas las disciplinas: Música, Danza, Pintura, Escultura, e incluso hay actividades de Ciencias.

Si estás de viaje con tu hijo, es un lugar ideal para compartir con este y aprender cosas nuevas, juntos.